¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.
Más info - Cerrar

Hinchazón Abdominal, Hinchazón de Tobillo y Acné

Hinchazón Abdominal, Hinchazón de Tobillo y Acné
16/06/2015

El intestino delgado a causa del mal funcionamiento del flujo biliar en el hígado y en la vesícula, tiene mermada su capacidad para digerir los alimentos correctamente. Esto da lugar  a que una buena parte de los residuos y sustancias tóxicas, tales como la cadaverina y la putrescina (restos de alimentos pútridos) pasen a los conductos linfáticos.

Estas toxinas, junto con las grasas y las proteínas pasan al conducto torácico, en la cisterna quili, que es una dilatación linfática que está situada frente a las dos primeras vértebras lumbares, al nivel del ombligo.

Cuando las proteínas de origen animal, los antígenos y las toxinas no son digeridos, hacen que esos sacos linfáticos aumenten de tamaño y se inflamen.

Cuando las células de un animal se deterioran o mueren, las encimas celulares descomponen sus estructuras proteínicas. Estas proteínas  se vuelven dañinas, excepto que el sistema linfático las elimine con rapidez. La presencia de estas proteínas aumenta la actividad microbiana. Esas reservas residuales sirven para alimentar hongos, bacterias y ciertos virus, dando lugar incluso, en algunos lugares a reacciones alérgicas.

La acumulación de desechos y la congestión en los sacos linfáticos, hace que el sistema linfático no pueda eliminar correctamente ni siquiera sus propias proteínas degeneradas, produciéndose edema linfático.

Cuando existen esos edemas, pueden apreciarse a la altura de la espalda, nódulos, del tamaño aproximado de un puño, que en ocasiones son la causa de los dolores espalda en la parte media y baja así como del dolor abdominal.

En ocasiones, a medida que pasan las horas del día,  notas como tu zona abdominal va hinchando de forma progresiva. Notas como tu vestido ajustado o tu camisa hinchada marca tu barriga en cuestión de una o dos horas.

Quien tiene inflamación abdominal, padece congestión linfática. Cerca de un 80% del sistema linfático está relacionado con la zona intestinal, lo cual hace que esa zona del cuerpo, sea el mayor centro de actividad inmunológica. Cualquier edema linfático y otro tipo de  obstrucción, en esta parte del sistema linfático, puede producir graves complicaciones en el resto del organismo.

En la zona donde se obstruye el conducto linfático, también aparecerá, a cierta distancia, acumulación de linfa, de tal manera que los nódulos linfáticos de esta zona ya no pueden desintoxicar elementos como: microbios ingeridos, células dañadas por enfermedades, sustancias fermentadas, pesticidas de los alimentos, partículas tóxicas ingeridas, etc.

En muchos casos, el bloqueo linfático, se produce de forma progresiva, teniendo como único síntoma:

  • Hinchazón abdominal
  • Hinchazón de tobillos
  • Hinchazón de cara
  • Hinchazón de ojos

Esto es lo que se conoce comúnmente con el nombre de “retención de líquidos”, que si no se frena a tiempo, da lugar a cualquier enfermedad crónica.

somos lo que comemos

ESTO NOS DE DEMUESTRA UNA VEZ MÁS QUE:

  • SOMOS LO QUE COMEMOS.

  • QUE CUANDO LOS EXCESOS ALIMENTARIOS SON PROLONGADOS NUESTRO ORGANISMO “GRITA”.

  • QUE DEBEMOS DE LAVAR Y SECAR MUY BIEN LOS ALIMENTOS CRUDOS.

  • QUE ES LIMPORTANTE HACERSE DE DOS A TRES LIMPIEZAS HEPATICAS AL AÑO.

  • QUE DEBEMOS OPTAR POR TOMAR LOS ALIMENTOS A LA PLANCHA Y AL VAPOR, EVITANDO LOS FRITOS.

Una continua obstrucción linfática conduce a dolencias crónicas. Casi todas las dolencias crónicas derivan en la congestión de las cisterna quili.

El conducto torácico, que drena la cisterna quili, se sobrecarga debido al flujo de materias tóxicas.

El conducto torácico está relacionado con otros conductos linfáticos que vierten sus residuos en el canal torácico.

El conducto torácico elimina aproximadamente el 80% de los deshechos celulares que diariamente produce el cuerpo así como también otras sustancias tóxicas. Sea cual sea el bloqueo en esta zona produce refluyo de residuos en otras partes más distantes del cuerpo, lo cual explica el hinchazón de tobillos y manos, entre otras partes del cuerpo.

Cuando no se eliminan durante cierto tiempo, desperdicio metabólico y celular diario, comienzan a generase síntomas de enfermedades:

  • Obesidad

  • Congestiones pulmonares

  • Dolores de espalda

  • Zumbidos en los oídos

  • Problemas estomacales

  • Problemas de tiroides

  • Problemas estomacales

  • Síndrome de intestino irritable

La congestión sanguínea, que se  caracteriza por un espesamiento de la sangre, evita que las hormonas lleguen a su destino en el organismo en la cantidad adecuada, dando lugar a una hipersecreción hormonal.

Cuando el drenaje linfático de las glándulas es ineficaz, estas se congestionan por si solas, dando lugar a una falta de hormonas.

Los desequilibrios funcionales de la glándula tiroides da lugar a: 

  • Roidismo
  • Cretinismo
  • Mixoedema

Los trastornos de tiroides pueden reducir la absorción de calcio, provocar trastornos del comportamiento, demencia, cataratas, etc.

Si los problemas circulatorios alteran la secreción de insulina en los islotes pancréaticos de Langerhans, aparece la diabetes.

La mayoría de las enfermedades de la piel, tales como eczemas, acné y psoriasis, tienen un factor en común: cálculos biliares en el hígado. Casi todas las personas con enfermedades de la piel tienen problemas digestivos y sangre con impurezas. Estas dolencias se producen por la presencia de cálculos biliares y los efectos que estos ejercen sobre el organismo.

Debemos tener en cuenta, que la piel, es el mayor órgano excretor del organismo, al principio las sustancias tóxicas se depositan en el tejido conectivo, bajo la dermis, pero cuando las sustancias tóxicas son muchas, la piel empieza a funcionar mal.

Es increíble ver a como al piel mejor a las pocas semanas de hacer la limpieza hepática, solo las personas que han padecido lo dicho, lo saben.

Para mí es muy grato, como personal sanitario y como dietista, ver como las chicas de 28-29 años padecen acné tardío, al hacerle una limpieza hepática y al modificarle ciertos hábitos alimentarios, su piel mejora y deja de eliminar impurezas.

Artículos Relacionados

Comentarios noticias

Nadie ha publicado todavía ningún comentario. Sé el primero en publicarlo.

Deja tu comentario

Para enviar un comentario debes aceptar nuestra política de privacidad.

  • Responsable de los datos: Ana Vidal dietista
  • Gestión y moderación de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: Ana Vidal dietista
  • Derechos: Tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de sus datos.
He leido y acepto el aviso legal y la política de privacidad


Entérate de todas nuestras ofertas y promociones.