¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.
Más info - Cerrar

EL CORTISOL

EL CORTISOL
08/09/2015

Cuando sentimos estrés nuestro cuerpo reacciona segregando una hormona llamada cortisol. Esta hormona es un asteroide y es la llamada hormona del estrés. Si nuestros niveles de cortisol son elevados por varios meses o varios años produce daños en nuestro cuerpo. Afecta al sistema inmunológico, la fertilidad y los huesos. Los niveles altos de cortisol producen pérdida de memoria y diabetes de ciertos tipos.

El cortisol está considerado la hormona del estrés, pues el organismo la fabrica en situaciones de emergencia para ayudarnos a frenar los problemas.

En situaciones normales las células de nuestro cuerpo utilizan el 90% de la energía en actividades como:

  • Reparación
  • Renovación
  • Formación de  nuevos tejidos

Cuando se produce una situación de alarma y estrés, nuestro celebro envía un mensaje para que se libere cortisol. El cortisol hace que el organismo libere glucosa a la sangre para enviar cantidades masivas de energía a los músculos, de esta forma todas las funciones de: recuperación, renovación y creación de tejidos se paralizan y el organismo cambia para resolver esta situación de alarma.

Si la situación de estrés es puntual, una vez superada la emergencia, los niveles y los procesos vuelven a la  normalidad.

Si la situación de estrés es prolongada, los niveles de cortisol se disparan en el organismo, llegando a:

  • Destruir tejidos
  • Proteínas musculares
  • Ácidos grasos
  • Cerrándose la entrada de glucosa  a otros tejidos.

Las personas que padecen estrés y tienen alto nivel de cortisol, al comer el nivel baja, pero solo de forma momentánea, puesto que no está solucionado el problema que causa el estrés. El estrés se alivia temporalmente, se sigue comiendo y se aumenta considerablemente de peso, pudiendo llegar a la obesidad, lo que representa problemas de estrés, salud y autoestima.

Muchas personas que atraviesan un episodio de estrés, ya sea laboral, personal o financiero, utilizan la comida como calmante de sus males, es decir, ingieren grandes cantidades de alimentos, (generalmente ricos en hidratos de carbonos y grasas) para “desconectar” del problema que están viviendo.

FACTORES QUE AUMENTAN LOS NIVELES DE CORTISONA

  • El tejido adiposo subcutáneo regenera cortisol de cortisona.
  • El hipoestrogenismo (disminución de la tasa circulante de estrógenos, cursa con disminución del desarrollo mamario, sequedad vaginal y sofocos) y suplentanción de melatonina aumenta los niveles de cortisol.
  • La falta de sueño.
  • Traumas severos o eventos estresantes que elevan los niveles de cortisol en la sangre por periodos prolongados.

SINTOMAS DE NIVELES ELEVADOS DE CORTISOL

Cambios del comportamiento

  • Irritabilidad constante.
  • Sentimientos de ira.
  • Falta de sentido del humor.
  • Ganas de llorar.

Cambios físicos

  • Falta de apetito o gula desmesurada.
  • Pérdida de memoria debido a que los altos niveles de cortisol daña la conexión entre células cerebrales.
  • Problemas digestivos.
  • Interrupción de la menstruación.
  • Infertilidad.
  • Dolor de cabeza.
  • Disminución de las defensas.
  • Cansancio frecuente.
  • Dolores musculares.
  • Cuadros de diarrea y estreñimiento frecuentes.
  • Orina frecuente.

PAUTAS PARA CONTROLAR EL CORTISOL

  • La primera pauta para controlar los niveles de cortisol en nuestro organismo, es llevar una alimentación adecuada a la persona, en base al índice de actividad física realizada, en base a su edad metabólica y estilo de vida. Una alimentación rica en vitaminas, minerales, proteínas de alta calidad, ácidos grasos esenciales, etc.
  • Una alimentación rica en triptófano, aminoácido que estimula la producción de serotonina, la hormona del bienestar.
  • Tomar alimentos como los mejillones, las almejas, los calamares, etc. ricos en zinc, que participan en la produción de hormonas esteroides como el cortisol.
  • Tomar té verde, que contiene L-teanina, que mejora la producción de ondas alfa del cerebro.
  • Es importante dormir y descansar bien para que nuestro cuerpo ponga en marcha el mecanismo de renovación y recuperación celular.
  • Evitar alcohol y las colas. Eliminar el aspartamo, puesto que estimula en exceso el funcionamiento de las glándulas suprarrenales.

Artículos Relacionados

Comentarios noticias

Nadie ha publicado todavía ningún comentario. Sé el primero en publicarlo.

Deja tu comentario

Para enviar un comentario debes aceptar nuestra política de privacidad.

  • Responsable de los datos: Ana Vidal dietista
  • Gestión y moderación de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: Ana Vidal dietista
  • Derechos: Tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de sus datos.
He leido y acepto el aviso legal y la política de privacidad


Entérate de todas nuestras ofertas y promociones.