¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.
Más info - Cerrar

EL COLESTEROL

EL COLESTEROL
15/06/2015

El colesterol es un componente de origen lipidico, presente en todos los organismos animales. Este compuesto juega un papel importante en todas las funciones vitales, tales como la formación y mantenimiento de las membranas celulares, síntesis de vitamina D y hormonas sexuales entre otras sustancias, así como la participación de numerosos procesos metabólicos.

El organismo sintetiza una parte de la cantidad de colesterol necesaria para realizar las funciones corporales. El hígado fabrica entre 800 y 1500 mg de colesterol al día. El resto, generalmente la mitad de dicha cantidad, procede de los alimentos que ingerimos a lo largo del día.

Las grasas y el colesterol son sustancias hidrofóbicas, no pueden ser transportadas en sangre sin la asociación de proteínas, apoproteínas. Estos agregados moleculares se llaman lipoproteínas, de las que hay diferentes variedades en función de su tamaño, de su composición y de su capacidad para contribuir o prevenir la formación de las placa de ateroma.

Las LDL  transportan colesterol en sangre y son las responsables del aporte de colesterol a los diferentes tejidos, se pueden oxidar convirtiéndose en partículas aterogénicas.

HDL y colesterol

Las HDL eliminan el exceso de colesterol de las células periféricas y lo transportan hasta el hígado para ser reutilizado, reduciendo así la probabilidad de que se formen placas de ateroma en dichas estructuras.

ES MUY IMPORTANTE QUE EXITA UN BUEN EQUILIBRIO ENTRE LAS HDL Y LAS LDL, siempre a favor del primero.

Cuando aumenta la concentración de colesterol plasmático se denomina hipercolesterolemia.

Las hiperplemias se clasifican en primarias y en secundarias.

La hiperlipemia primarias, tienen un componente hereditario, por una alteración del metabolismo de las grasas.

La hiperlipemia secundaria son debidas a enfermedades subyacentes, consumo de alcohol y a la toma de determinados medicamentos.

Ciertas enfermedades se relacionan con la hipercolesterolemia, porque su presencia aumenta el riesgo de arteriosclerosis, entre las que podemos destacar:

  • Hipertensión arterial: en su presencia el colesterol puede depositarse en las paredes dañadas.

  • Diabetes tipo 2: favorece la lesión de las paredes de las arterias y facilita el depósito de colesterol.

El aumento de triglicéridos, hipertensión arterial, resistencia a la insulina, la obesidad y descenso del colesterol HLD, configuran el llamado síndrome metabólico, cuya presencia incrementa el riesgo de padecer una enfermedad coronaria, un ictus o diabetes tipo 2.

Las grasas saturadas (AGS) tienen un efecto hipercolesterolemiante, cuando se comparan con los hidratos de carbono, mientras que las grasas piinsaturadas (AGP) o monoinsaturadas (AGM) disminuyen o modifican la colesterolemia.

Una alimentación restringida en grasa saturada y colesterol debe ser la opción inicial en el tratamiento de las hiperlipemias.

Los objetivos nutricionales para la población española, recomiendan que el aporte de colesterol se limite a 100 mg por cada 1000 kcal o 300 mg al día.

NIVELES DE COLESTEROL

  • Normal - Menos de 200 mg/dl
  • Moderadamente Alto - Entre 200 y 240 mg/dl
  • Alto - Superior a 240 mg/dl

La primera medida no farmacológica en el tratamiento de la hiperlipemia es la de tener un estilo de vida saludable, realizar actividad física, reducir el consumo de tabaco, evitar el sobrepeso y la obesidad.

El principal factor dietético causante de la hipercolesterolemia es la calidad de la grasa.

Hacemos mención especial a los ácidos grasos omega-3, cuya presencia en nuestra alimentación tiene una función metabólica. 

Estos poseen múltiples propiedades y efectos biológicos.

Existe una evidencia suficiente y contrastada de capacidad para reducir los niveles plasmáticos de triglicéridos transportados en las VLDL (lipoproteínas de muy baja densidad), debido a una menor síntesis hepática.

Cuando el colesterol total es elevado, la administración de omega-3, unida a la reducción en el consumo de AGS disminuye el colesterol LDL y colesterol HDL.

CONSEJOS PARA REDUCIR LOS NIVELES DE COLESTEROL

  • Mantener un peso adecuado.

  • Evitar alimentos precocinados.

  • Sustituir los lácteos enteros por desnatados.

  • Utilizar aceite de oliva y evitar el consumo de aceites tropicales, generalmente presente en los alimentos precocinados e industriales (aceite de palma, de coco y de palmiste).

  • Tomar los alimentos horneados al papillote y a la plancha.

  • Evitar el consumo de alimentos que contienen ácidos grasos trans.

  • Aumentar el consumo de fibra, ya que su aporte adecuado es crucial para la salud cardiovascular.

  • Evitar el tabaco y las bebidas alcohólicas de alta graduación.
ETIQUETAS: Colesterol

Artículos Relacionados

Comentarios noticias

Nadie ha publicado todavía ningún comentario. Sé el primero en publicarlo.

Deja tu comentario

Para enviar un comentario debes aceptar nuestra política de privacidad.

  • Responsable de los datos: Ana Vidal dietista
  • Gestión y moderación de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: Ana Vidal dietista
  • Derechos: Tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de sus datos.
He leido y acepto el aviso legal y la política de privacidad


Entérate de todas nuestras ofertas y promociones.