¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.
Más info - Cerrar

AUMENTO DE PESO DESPUÉS DEL CÁNCER

AUMENTO DE PESO DESPUÉS DEL CÁNCER
30/03/2016

La nutrición desempeña un papel importante en los aspectos de la evolución y tratamiento del cáncer.

Las prácticas nutricionales óptimas contribuyen a mantener el peso y reservas nutricionales del cuerpo en pacientes con cáncer, con lo cual se mitigan los síntomas que inciden en la nutrición y se mejora la calidad de vida.

Tener sobrepeso u obesidad es un factor de riesgo para varios tipos de cáncer. Un peso más alto no necesariamente puede causar cáncer, pero si sabemos que tener un peso saludable está asociado con menor riesgo de padecer enfermedades crónicas.

Mantener un peso saludable está asociado con la reducción del riesgo de cáncer y con un menor de cáncer recidiva: reaparición del tumor maligno tras un periodo más o menos largo de ausencia de la enfermedad. En función de donde se localice, la recidiva, puede ser: locorregional (en la misma zona donde estaba localizado el tumor de origen) o a distancia o metástasis (la enfermedad aparece en un órgano distinto al del tumor de origen). El tratamiento en la recidiva es diferente a los de las otras etapas de la enfermedad y se definirá en función de varios factores. En el paciente la aparición de una recidiva es una situación difícil, puesto que se tiene que enfrentar de nuevo a la enfermedad.

La obesidad es un factor de riesgo para el cáncer de mama, muy especialmente en las mujeres postmenopáusicas (etapa posterior a la menopausia y que normalmente se extiende hasta los 65 años, que es cuando se alcanza la senectud. La menopausia temprana comprende los cuatro años después de la menopausia y la postmenopausia tardía comprende a partir de los cinco años en adelante

ASOCIACIÓN ENTRE OBESIDAD Y MAYOR RIESGO CANCER

  • El tejido adiposo produce exceso de estrógenos y aumento de las concentraciones de hormonas relacionadas con tumores de mama.
  • Los cambios hormonales que padecen algunos pacientes durante la obesidad, fomentan la proliferación de ciertos tumores.
  • La presencia durante la obesidad de una situación de inflamación está relacionada con mayor prevalencia de cáncer.
  • Algunos estudios concluyen que la presencia de tejido graso afecta a los reguladores del crecimiento tumoral como la protein-kinasa o el AMP.
  • La presencia de tejido adiposo puede producir exceso de estrógeno y aumento de las concentraciones de hormonas asociadas a los tumores de mama y otro origen ginecológicos.

AUMENTO DE PESO DESPUÉS DEL TRATAMIENTO DEL CÁNCER:

El aumento de peso al final del tratamiento de cáncer son varias y entre esas causas están:

  • En ciertas ocasiones puede disminuir el metabolismo basal, que es la cantidad de energía necesaria para mantener las constantes vitales: respiración, circulación, sanguínea, función de los órganos, etc.
  • Ciertos tratamientos farmacológicos producen menopausia en algunas mujeres, que produce una disminución del metabolismo basal y favorece las probabilidades de aumento de peso.
  • Fármacos que pueden aumentar el apetito, en especial de alimentos muy azucarados y grasos, que pueden desencadenar un apetito veros.
  • Los efectos secundarios del tratamiento favorecen la retención de líquidos, produciendo aumento de peso y de volumen.
  • Algunos fármacos quimioterápicos favorecen el sedentarismo que favorecen el aumento de peso.
  • ESTEROIDES: son fármacos utilizados para reducir los síntomas de inflamación, dolor o náuseas o como tratamiento del propio tumor. Tomados de forma crónica tienen como efecto secundario el aumento del tejido adiposo y del abdomen de una persona, produciendo aumento del tamaño de la ara y del cuello.
  • TERAPIA HORMONAL: en algunos tipos de cáncer como el de mama, útero y testículo, incluyen la terapia hormonal dentro del tratamiento tumoral, produciendo una disminución de los estrógenos o progesterona en las mujeres y de testosterona en los hombres. La disminución de estos niveles hormonales pueden dar lugar a aumento de la grasa y disminución de la musculatura y del metabolismo basal.

ESTAS SON ALGUNAS CAUSAS, POR LAS QUE MUCHAS PERSONAS,  TRAS UN TRATAMIENTO DE CANCER, AUMENTAN DE PESO Y PACEN RETENCIÓN DE LIQUIDOS.

CONSEJOS PARA REDUCIR LA RETENCIÓN DE LÍQUIDOS

  • Reducir la cantidad de sal de su alimentación habitual. Cambiar el consumo de sal por especies como la cúrcuma o le jengibre.
  • Aumentar el consumo de alimentos ricos en potasio: fresas, setas, calabaza, melón, acelgas, zanahorias y tomates.
  • Evitar estar mucho tiempo de pie.
  • Utilizar medias de compresión.

Después de un tratamiento de cáncer, el paciente se tiene que incorporar a su vida anterior de forma paulatina. Este es el momento perfecto para que adquirir un estilo de vida y una alimentación sana, acorde con sus circunstancias personales.

ES MUY IMPORTANTE:

  • Masticar lentamente cada alimento.
  • Tener un horario regular de comidas.
  • Evitar los alimentos difíciles de digerir.
  • Es muy recomendable beber abundante líquido.
  • Evitar los alimentos que formen gases.

Artículos Relacionados

Comentarios noticias

Nadie ha publicado todavía ningún comentario. Sé el primero en publicarlo.

Deja tu comentario

Para enviar un comentario debes aceptar nuestra política de privacidad.

  • Responsable de los datos: Ana Vidal dietista
  • Gestión y moderación de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: Ana Vidal dietista
  • Derechos: Tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de sus datos.
He leido y acepto el aviso legal y la política de privacidad


Entérate de todas nuestras ofertas y promociones.