NO TODO ES CONTAR CALORÍAS………

No se trata de contar calorías, ni de prohibir alimentos.

Se trata de que tu alimentación esté adaptada a ti y a tu estilo de vida. A tu estado emocional y social.

Tu alimentación varía a lo largo de las diferentes etapas de la vida y ha de adaptarse a cada una de ellas.

Aprendiendo a comer, a darle a tu cuerpo lo que realmente necesita y mejorando hábitos alimentarios, reduces considerablemente la ansiedad y mejoras considerablemente la autoestima.

El miedo te dice que estás en peligro, la tristeza que has perdido alto importante y la alegría que has alcanzado una meta. Las emociones te aportan información relacionadas con tu bienestar…………..pero a veces las emociones:

• No se identifican.

• No se gestionan adecuadamente.

Y te llevan a refugiarte en la comida, unas veces atracando la nevera o y otras comiendo por comer……sin apenas saber por qué. Aquí te olvidas de la cantidad de azúcar y grasas que lleva el alimento………..sigues comiendo, después tu autoestima desciende considerablemente……..te sientes mal, sin ganas de hacer nada. Empiezas a aislarte sin apenas ser consciente. Te mentes en tu mundo. Evitar llevar los niños al parque, pones excusas para salir a cenar con tu marido, evitas ir de compras, etc………porque esa desagradable sensación de malestar te hacen pensar que el vestido que sienta mal o porque de golpe te “ves más voluminosa”.

Según la Real Academia Española, la autoestima es “valoración generalmente de sí mismo”………pero puestos a indagar en el tema……también podemos decir que la autoestima:


 Es la confianza en nuestra capacidad de pensar, en nuestra capacidad de enfrentarnos a los desafíos básicos de la vida.

 La confianza en nuestro derecho a triunfar y a ser felices.

“Una autoestima saludable se correlacciona con la racionalidad, el realismo y la intuición: con la creatividad, la independencia, la flexibilidad y la capacidad para aceptar los cambios.

(Nathaniel Branden, los seis pilares de la autoestima).

La autoestima es esencial para la supervivencia psicológica....y su ausencia puede dar lugar a problemas.

Te ayudamos a tener una relación saludable con los alimentos, libre de miedos y te ofrecemos las herramientas que necesitas para que cuerpo y mente logren plena armonía.

Te ayudamos a modificar hábitos y rutinas alimentarias, para mejorar tu salud, tu bienestar físico y psicológico.

UNA ALIMENTACIÓN SALUDABLE Y ADAPTADA A TI,  MEJORA TU AUTOESTIMA

MOTIVACIÓN PARA LOGRAR EL OBJETIVO


La motivación podemos decir que es la voluntad que estimula a hacer un esfuerzo con el fin de lograr las metas marcadas.


Para alcanzar una meta, las personas tenemos que tener suficiente activación y energía, un objetivo claro, la capacidad y disposición de emplear su energía durante un período de tiempo, hasta lograr la meta.


La motivación del logro nos empuja a plantearnos alcanzar objetivos. Nos motiva para la acción……..y cuando esa escasea necesitamos una persona que nos guie para llegar a nuestro objetivo.
En ocasiones nos falta motivación para lograr el objetivo,……estamos rendidos o cansados pero necesitamos dicho objetivo……sabemos que es necesario…….te ayudamos a vencer tus obstáculos, a crear un entorno adecuado, adoptar la actitud y determinación necesaria, para lograr el cambio que deseas y que tanto se resiste.


CONSEJOS PARA MEJORAR TU ALIMENTACIÓN Y TU AUTOESTIMA


1. Evita compararte con tu vecina o con tu amiga.

2. Marca metas reales y alcanzables.

3. Una buena alimentación, empieza con buena compra…y una buena compra no es comprar lo más caro ni todos los alimentos de        moda. Es comparar alimentos lo menos procesados posibles, evitando la bollería industrial y los precocinados.

4. Planifica y organiza tu alimentación, así evitaras tentaciones no deseadas.

Evita las magdalenas industriales……..en su lugar unas caseras (la elaboración de las recetas las suelo colgar en los vídeos en directo de Instagram).

En la imagen hummus casero (garbanzos, cúrcuma, pimienta negra y ajo) con espinacas rehogadas con setas….un plato perfecto para dejar cocinado el día anterior (el humos y el salteado se aguanta perfectamente en la nevera de un día para otro.

Las lentejas es otro de los platos que podemos dejar listos de un día para otro. En este caso, están a modo de ensalada con huevo cocido.
En la imagen inferior piña laminada con coco rallado, canela y helado.