El ciclo menstrual es un período que comprende desde el inicio de una menstruación y el inicio de la siguiente, cuya duración media es de unos 28 días.

Dependiendo de cada mujer, pueden producirse varios cambios físicos y emocionales.

El síndrome premenstrual o SPM es un grupo de síntomas que comienzan una o dos semanas antes de la menstruación y desaparecen con esta.

Los  síntomas más habituales del síndrome premenstrual son:

  • Sensación de tener gases.
  • Inestabilidad emocional
  • Distensión abdominal.
  • Aumento de peso.
  • Ganas de comer.
  • Dolor de cabeza.
  • Irritabilidad.
  • Calambres.
  • Tensión.
  • Fatiga.
  • Acné.

Las causas son fruto de los cambios hormonales. Estos varían de una mujer a otra.

Afecta aproximadamente entre un 30 y un 80% de las mujeres en edad fértil. Se supone que los síntomas son más latosos con el paso de los años y son más frecuentes a partir de los 30 años. Cuando los síntomas son muy severos, se habla de desorden disfórico premenstrual.

Las teorías son las causas del padecimiento del SPM, se centran en los cambios hormonales, la nutrición y los niveles de estrés.

  • El desequilibrio estrógeno-progesterona, dando lugar a mayor retención de agua y sodio, produciéndose un aumento de peso y edema generalizado.
  • Las oscilaciones de estrógeno y progesterona que dan lugar durante el ciclo menstrual normal, provocarían una deficiencia de serotonina, causando este cuadro clínico. La serotonina o 5-hidroxitriptamina (5-HP) es un neurotransmisor que el cerebro sintetiza a partir de triptófano. La serotonina es conocida como la hormona de la felicidad por su efecto en el estado anímico. Niveles elevados de serotonina conducen a la alegría y al buen humor. Niveles bajos de serotonina se relacionan con depresión y ansiedad. Los niveles de serotonina varían durante el ciclo menstrual (y de forma natural también durante las estaciones). Cuando los niveles de serotonina están muy bajos, aumenta al irritabilidad y ansiedad en mujeres son síndrome premenstrual (SPM).

AYUDA A MEJORAR LOS SÍNTOMAS PREMESTRUALES:

  • Evitar el consumo de alcohol.
  • Limitar el consumo de cafeína.
  • Son varios los estudios que nos demuestran la eficacia de la vitamina B6 y magnesio para reducir el SPM, por lo tanto en consumo de alimentos que los contengan (salmón, nueces, plátano, almendras, alubias, etc.) ayudará a reducir los síntomas.
  • Tomar alimentos ricos en triptófano: garbanzos, calabaza, chocolate, huevos.
  • Consumo de alimentos ricos en vitamina C: fresas, pimiento, naranjas, etc.
  • La evidencia científica nos dice que la suplementación con ácidos grasos poliinsaturados: gamma-linolénico, oleico y linoleíco, mejora los síntomas.
  • Beber abundante agua para impedir la deshidratación.

En la fase premenstrual, los efectos psicológicos tienen gran importancia, puesto que se suma el factor  emocional. Las mujeres que padecen SPM, pueden llegar a padecer angustia, tristeza y mal humor.

Las mujeres que padecen SPM también suelen padecer trastorno afectivo estacional, ya que existe una relación entre la exposición a la luz natural y el SPM, dando lugar a un empeoramiento en otoño cuando los días son más pequeños.

(Si lo necesitas, en todas nuestras consultas, también te ofrecemos pautas para una correcta gestión emocional).

Con una educación nutricional adecuada y un estilo de vida saludable, podemos dulcificar los síntomas del SPM.

 

El grupo de científicos de Rahbar at al en 2012 ha demostrado que el Omega-3 ayuda a las mujeres a reducir los síntomas de Dismenorrea Primaria (dolor agudo o espasmódico en la zona baja del abdomen que empieza entre 24 y 48 horas antes del inicio de la menstruación y que desaparece gradualmente al final del primer día.

Las mujeres deportistas y bailarinas suelen tener su primera menstruación tardía ya que los niveles hormonales están influenciados por la emoción, el ejercicio físico, los ritmos estacionales y biológicos como los patrones de sueño o alimentación (Erdely, 1962.)

El grupo de científicos de Rahbar at al en 2012 ha demostrado que el Omega-3 ayuda a las mujeres a reducir los síntomas de Dismenorrea Primaria (dolor agudo o espasmódico en la zona baja del abdomen que empieza entre 24 y 48 horas antes del inicio de la menstruación y que desaparece gradualmente al final del primer día.