¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.
Más info - Cerrar

AGUA Y BEBIDAS ISOTONICAS DURANTE LA PRÁCTICA DEPORTIVA

AGUA Y BEBIDAS ISOTONICAS DURANTE LA PRÁCTICA DEPORTIVA
27/01/2016

El agua es un nutriente sumamente importante en el rendimiento de un deportista. El agua se pierde a un ritmo más alto cuando se realiza ejercicio, mantener un buen equilibrio hídrico durante la práctica del ejercicio es fundamental.

Durante la práctica de actividades físicas, se produce calor, que debe ser eliminado para que el deportista pueda seguir con su actividad.

Si no se elimina el calor, puede producir eventualmente a un golpe de calor y potencialmente a la muerte.

Uno de los principales mecanismos que tenemos para eliminar calor es mediante el sudor, que enfría el cuerpo al evaporarse fuera de la piel. La incapacidad de producir sudor,  hace que tengamos mayor temperatura corporal. A menos que el agua perdida como sudor se reemplace, el nivel de sudor se reducirá y la temperatura del cuerpo aumentará.

ES MUY IMPORTANTE QUE UN DEPORTISTA BEBA CANTIDAD ABUNDANTE DE LIQUIDO,  PARA MANTENER EL ÍNDICE DE SUDOR.

Cuando no se hace deporte, el cuerpo pierde agua a través de la transpiración imperceptible (la que no se observa). Cuando se hace deporte, aumenta el índice de pérdida de agua y se vuelve traspiración perceptible (observada).

Cuando el sistema de regulación de la temperatura del cuerpo, funciona de forma adecuada, entre el calor que entra y el calor que sale, se mantiene el equilibrio y la tempera corporal.

Tenemos dos sistemas para disipar o perder calor mientras estamos en reposo:

  • Aumentar el índice de producción de sudor.
  • Trasladar más sangre a la piel para permitir la disipación de calor por medio de la radiación.

Estos dos sistemas son los responsables de la pérdida de calor cuando una persona está en reposo. Durante el ejercicio, casi  todas las pérdidas de calor se producen por vía de evaporación (sudor).

El límite máximo para la supervivencia humana está en torno a los 42 grados, con el potencial de que la temperatura corporal aumente según una proporción, de  medio grado cada 5 minutos,  es concebible que un deportista deshidratado, que practique ejercicio,  tiene riesgo de padecer riesgo de un golpe de calor y de muerte, después de iniciarlo.

Sin ingestión de agua, el volumen de sangre puede reducirse rápidamente, caen los índices de sudor y el calor corporal  aumenta rápidamente (en proporción de un grado cada siete minutos).

 

Si un deportista, pierde un litro de agua por hora, debe beber más de cuatro vasos de agua también por hora.  El deportista que pierda dos litros de agua por hora, necesita beber más de ocho vasos por hora.

 

Debemos tener muy en cuenta que cuando el ambiente es caluroso y húmedo,  el agua no se evapora tan fácilmente del cuerpo y no se tiene un verdadero efecto refrigerante (la ropa empapada de sudor no significa que esté controlado la temperatura del cuerpo, simplemente que está sudando y perdiendo agua). Para que el sudor tenga efecto refrigerante, debe evaporarse de la piel.

Factores que afectan a la proporción en que un deportista pierde agua a través del sudor: humedad, temperatura, vestimenta, relación entre preparación/entrenamiento y el equilibrio de líquido.

Cuanto más alta es la temperatura, más suda la persona que hace deporte.

Cuanto más alta es la humedad, más suda el deportista pero con eficacia refrigerante reducida.

LAS PERSONAS QUE HACEN DEPORTE Y ESTÁN BIEN PREPARADAS, PUEDEN SUDAR MÁS, POR LO CUAL TIENEN UN MEJOR POTENCIAL REFRIGERANTE. ESTE ÍNDICE DE SUDOR MÁS ALTO REQUIERE UN CONSUMO DE LÍQUIDO DURANTE EL EJERCICIO.

 

CUANTO MEJOR SEA EL EQUILIBRIO DE LIQUIDO MÁS POTENCIAL DE SUDOR HABRÁ.

A MEDIDA QUE EL DEPORTISTA SE DESHIDRATA, SE REDUDE EL SUDOR Y SE ELEVA LA TEMPERATURA CORPORAL.

 

Los deportistas deberían tener el hábito de tomar bebidas isotónicas en lugar de agua. El consumo de bebidas isotónicas en deportistas,  produce mayor rendimiento que el agua, en el trabajo de resistencia como en el de velocidad.

BEBIDAS ISOTÓNICAS:

Las bebidas isotónicas, bebidas rehidratantes o bebidas deportivas, son aquellas que tienen gran capacidad de rehidratación. En su composición llevan bajas dosis de sodio, en forma de cloruro de sodio o bicarbonato sódico, azúcar o glucosa,  potasio y otros minerales. Estos componentes ayudan a la absorción del agua.

Es bastante común, confundir las bebidas isotónicas con las bebidas energizantes y las bebidas estimulantes.

LAS BEBIDAS ISOTÓNICAS NO CONTIENEN ESTIMULANTES.

LAS BEBIDAS ISOTÓNICAS NO CONTIENEN GAS CARBÓNICO, que puede producir molestias durante la práctica deportiva.

 

Las bebidas isotónicas en actividades de menos de una hora, no presentan prácticamente ventajas respecto al agua y el resto de solutos (sodio, glucosa, etc.) se reponen en la siguiente comida. Pero con actividad de larga duración sí pueden aumentar el rendimiento o disminuir el cansancio.

 

LA SENSACIÓN DE SED

Cuando realizamos ejercicio, la sensación de sed, puede demorarse y en muchas ocasiones el deportista, puede llegar a deshidratarse antes de que aparezca la sensación de sed.

La sensación de sed en una persona que practica deporte, se produce cuando  se ha perdido entre 1.5 y 2 litros de agua.

LAS PERSONAS QUE HACEN DEPORTE DEBEN TENER POR HÁBITO BEBER SIN LLEGAR A TENER LA SENSACIÓN DE SED.

Tomar abundante líquido antes de hacer ejercicio es fundamental.

El deportista debe tener una orina clara y abundante, lo cual es una señal de buena hidratación. La orina oscura es señal de que el deportista produce volumen bajo de orina concentrada.

 

EL AGUA EN NUESTRO CUERPO

  • El 70% de los músculos es agua.
  • Los músculos no trabajan correctamente cuando están deshidratados.
  • Dolores y tirones musculares así como la propensión a la fatiga, van asociados con la insuficiente ingestión de agua.
  • Los huesos son agua alrededor de un 32 por ciento.
  • La sangre es agua alrededor del 93 por ciento.
  • La grasa tiene muy poco agua, aproximadamente un 10 por ciento.
  • La dependencia del cuerpo con respecto al agua para: la refrigeración, transporte de nutrientes, lubricación de articulaciones, eliminación metabólica de deshechos, digestión y absorción, está sumamente establecida. En el caso de los deportistas: los deportistas deshidratados no rinden tan bien como los bien hidratados, independientemente del deporte que sea.
  • Cuando no se hace ejercicio, debemos beber  una vez cada dos horas. Durante la práctica deportiva, debemos beber cada 10 o 15 minutos.
  • Las personas que realizan deporte, deben consumir líquido tan frecuentemente y en tanto volumen como puedan tolerar para reemplazar las pérdidas de agua.
  • Cuando un deportista consume líquidos durante el ejercicio se producen beneficios  en el rendimiento, ralentización del aumento de las pulsaciones y de la temperatura corporal inducida por el ejercicio, además hay una mejoría en el mantenimiento del flujo sanguíneo hacia la piel.

Artículos Relacionados

Comentarios noticias

Nadie ha publicado todavía ningún comentario. Sé el primero en publicarlo.

Deja tu comentario

Para enviar un comentario debes aceptar nuestra política de privacidad.

  • Responsable de los datos: Ana Vidal dietista
  • Gestión y moderación de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: Ana Vidal dietista
  • Derechos: Tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de sus datos.
He leido y acepto el aviso legal y la política de privacidad


Entérate de todas nuestras ofertas y promociones.