¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.
Más info - Cerrar
icono-movil
(+34) 629375512

Adelgazar cambiando hábitos alimentarios.

Adelgazar cambiando hábitos alimentarios.
17/11/2018

Adelgazar cambiando hábitos alimentarios.

ES POSIBLE

ES EFICAZ

Es lunes, empiezas la semana y el día, lleno@ de ilusión y buenos propósitos: comer sano y bien.

Pero llegas al viernes, y después de varios días intentando comer bien... seguimos en las mismas:

  • La manzana ha quedado olvidada en el bolso y volvemos a las empanadillas del súper.
  • El estrés y el exceso de responsabilidades, hace que vuelvas a tomarte varios cafés sin apenas darte cuenta... y lo peor... sus respectivos pinchos (llámese cruasant, galletas de mantequilla, etc.)
  • Sales de trabajar, haces la compra, llegas a casa, haces las tareas del hogar, acuestas a los niños... y... terminas comiendo lo primero que tienes en la nevera.

Todo esto es posible modificar lo.

Es posible, mediante la educación alimentaria.

Es posible adquiriendo hábitos alimentarios saludables... adaptados a ti.

Es posible diseñándote herramientas especialmente adaptadas a tu estilo de vida.

La nutrición es la ciencia que estudia los procesos fisiólogicos y metabólicos que ocurren en el organismo con ingesta de alimentos. También es la ingesta de alimentos  en relación con las necesidades dietéticas del organismo. Una buena nutrición, es un elemento fundamental de buena salud.

Muchas enfermedades comunes y sus síntomas frecuentemente pueden ser prevenidas o aliviadas con una determinada alimentación.

Una mala nutrición puede reducir la inmunidad, aumentar la vulnerabilidad a las enfermedades, alterar el desarrollo físico y mental, reducir la productividad, etc.

Los hábitos alimentarios con comportamientos conscientes, colectivos y repetitivos, que hacen que las personas consuman determinados alimentos. Estos hábitos alimentarios están condicionados por: las influencias familiares, sociales, etc.

Las preferencias alimentarias individuales, pueden ser o no saludables desde el punto de vista nutricional. Cuando estas preferencias no son saludables... se suele aumentar de peso, tener carencia de nutrientes, cansancio frecuente, etc.

Una mala nutrición puede reducir la inmunidad, aumentar la vulnerabilidad a las enfermedades, alterar el desarrollo físico y mental, reducir la productividad, etc.

El hábito alimentario, es el conjunto de sustancias alimentarias que se ingieren formando hábitos o comportamientos nutricionales de los seres humanos y forma parte de su estilo de vida.

Dependiendo de cómo sea, tu "modo de vida", de la calidad de alimentos que ingieras, etc. Tu alimentación será mejor o peor.

Te pongo ejemplos:

  • Si tienes por hábito tomar patatas fritas de bolsa en lugar de patatas horneadas, la calidad nutritiva varia significativamente: las primeras están repletas de grasas y sal... las segundas contienen bastantes menos grasas y sal.
  • Si tu hábito es tomarte un bocadillo de pan industrial con crema de cacao (repleta de azúcar) en lugar de pan artesano integral con tomate... en el que podemos encontrar: fibra, vitaminas y minerales... la calidad nutritiva también variará considerablemente.

Adquiriendo hábitos alimentarios saludables y aprendiendo a comer sano, puedes reducir peso y volumen. Sin necesidad de agobiarte contando calorías ni de estar pesando continuamente todo lo que comes.

La ingesta de alimentos diaria, está influenciada por diversos factores, a veces reales, científicos y medibles, y otras subjetivos y psicológicos. Cuando los factores que te llevan a comer son emocionales... debemos controlarlos, puesto que estos, generalemente, te llevan a comer alimentos repletos de calorías vacías. El estrés, dormir mal y el exceso de responsabilidades hacen que se coma más y peor.

Saber cocinar bien los alimentos y saber qué comer en cada situación, forma parte de ese aprendizaje de aprender a comer.

La alimentación se conforma también teniendo en cuenta aspectos individuales, que en la escala de preferencias varían mucho, condicionados por diversos agentes. Estos actúan en función de preferencias culturales, sociales, gastronómicas, la publicidad, etc.

Ejemplos:

  • La bollería industrial tiene una magnífica publicidad... los publicistas tratan de que los asociemos a momentos de felicidad... (aún estando repletos de azúcares y grasas). Los dátiles son mucho más sanos pero no tienen publicidad.
  • En ocasiones se malcome para evitar cocinar. Las prisas hacen que se opte por alimentos ultra procesados: ricos en sal, conservantes, colorantes y potenciadores de sabor.

Ventajas de tener buenos hábitos alimentarios:

  • Reduce niveles de estrés.
  • Aumenta la autoestima y la seguridad en uno mismo.
  • Comer de forma consciente, con moderación y disfrutando de la comida.
  • Reduces peso y volumen. Esta reducción de mantiene en el tiempo, puesto que el hábito alimentario se ha modificado.
  • Se mejora considerablemente la percepción de sabores. evitando los azúcares industriales, los alimentos ultra procesados (ricos en sal) se restauran los umbrales de percepción de los sabores.
  • Control de apetito:el patrón de alimentación occidental repleta de productos ultra procesados produce, entre otros, resistencia a la leptina, hormona involucrada en el apetito. Al reducir la cantidad de azúcar dietético se revierte esa resistencia y se recuperar el correcto funcionamiento del apetito.
  • Se come menos: una alimentación con más cantidad de azúcar puede llevar a comer más, con episodios de hiperfagia (aumento excesivo de la sensación de apetito e ingestas descontroladas de alimentos sin razón aparente). El azúcar es una sustancia altamente adictiva... al reducirla, se come menos y se evita lo dicho.
  • Se evitan los cambios de humor: estos se producen cuando se come de forma compulsiva.
  • Se eliminan los atracones de comida.
  • Se elimina la adicción a la comida. De tal manera que sé comer con hambre (necesidad de comida) y no con apetito descontrolado (deseo de comida por causas emocionales).
  •  Ayudan a protegernos de la malnutrición, de las enfermedades no transmisibles, etc.

Fuentes:

https://www.who.int/topics/nutrition/es/

https://es.m.wikipedia.org/wiki/R%C3%A9gimen_alimenticio

http://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/healthy-diet

http://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/healthy-diet

http://www.consumer.es/web/es/alimentacion/aprender_a_comer_bien/2016/12/14/224717.php

http://www.hospitaldeltrabajador.cl/httest/Comunidad/GuiaSalud/Vida/AlimentacionDietas/Paginas/La-importancia-de-los-buenos-habitos-alimenticios.aspx


Artículos Relacionados

Comentarios noticias

Nadie ha publicado todavía ningún comentario. Sé el primero en publicarlo.

Deja tu comentario

Para enviar un comentario debes aceptar nuestra política de privacidad.

  • Responsable de los datos: Ana Vidal dietista
  • Gestión y moderación de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: Ana Vidal dietista
  • Derechos: Tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de sus datos.
He leido y acepto el aviso legal y la política de privacidad


Entérate de todas nuestras ofertas y promociones.